En cualquier despacho de abogados de extranjería en Madrid centro también encontrarás asesoramiento en materia de derecho de familia. Una de las preguntas más frecuentes que hacen quienes tienen la intención de convivir juntos es si casarse por lo civil o inscribirse como pareja de hecho. En esta nueva entrada queremos hablarte de estas dos opciones legales, de sus diferencias y sus características.

La pareja de hecho y el matrimonio civil son dos instituciones diferentes, pero son pocos, a excepción de los abogados de extranjería en Madrid centro, los que conocen las diferencias.

El matrimonio se define como la unión libre y estable de dos personas con independencia de su orientación sexual. Por el contrario, la pareja de hecho es una condición adquirida por una convivencia permanente y estable ente dos individuos y se acredita mediante la certificación expedida por el Registro Civil. Una vez aclarados los conceptos, veamos cuáles son las diferencias entre ambas:

1. Fiscalidad: las parejas de hecho sin hijos no tienen derecho a tributar de manera conjunta el IRPF.

2. Permisos retribuidos: solo la situación matrimonial genera el derecho de solicitar permisos retribuidos en el ámbito laboral.

3. Pensión de viudedad: las parejas de hecho que quieran beneficiarse de esta deben estar inscritos en el Registro o haber formalizado su relación ante notario dos años antes. Además, los ingresos del cónyuge superviviente no deben superar determinado límite, el cual establece cada comunidad autónoma.

4. Régimen económico: a diferencia del matrimonio, al que por defecto se le aplica el régimen económico de gananciales, la pareja de hecho no tiene ninguno, pudiendo elegir el más conveniente.

5. Sucesiones: las parejas de hecho deben respetar los derechos sucesorios de los herederos forzosos.

Si tienes dudas o necesitas asesoramiento, visita nuestro despacho Aboga & Media. Nuestros expertos en Derecho de Familia te prestarán una atención personaliza y profesional.