Ponerse en manos de abogados de extranjería en Madrid centro para realizar un testamento es una tarea que muchas personas suelen posponer por diferentes razones, ya sean económicas o emocionales. Sin embargo, muchas de ellas eligen dejar escrita su última voluntad por su cuenta y sin garantía legal, no conociéndose la existencia de esta hasta después de su fallecimiento. Estos tipos de testamentos son los llamados testamentos ológrafos.

Sin embargo, son muchas las ventajas que tiene realizar un testamento contando con abogados de extranjería en Madrid centro, los cuales prestan asesoramiento individual y presencia notarial. Cuando te decantas por este camino, existen dos tipos de testamentos que se realizan ante notario: el cerrado y el abierto.

El abierto permite conocer a los herederos la voluntad del sujeto anticipadamente, por lo que además de contar con garantía jurídica, el notario puede comprobar que se cumplen los requisitos y el acuerdo entre ambas partes, algo que evita posibles disputas a largo plazo. Por otra parte, cuando se realiza el cerrado, significa que el testador ha decidido mantener su decisión en secreto hasta después de su muerte, aunque el proceso tendrá el mismo efecto jurídico que el anterior.

Además, no es necesario que el testador especifique qué bienes quiere dejar a sus herederos: basta con dejar escrito a quién quiere dejarlos y cómo repartirlos. Sin embargo, esto puede hacerse mediante un trámite llamado legado, siempre que se cumpla y se respeten las bases de la ley y a los herederos forzosos. Es una de las ventajas principales, pues en el caso de no existir testamento, el testador no tiene potestad para elegir legado.

Tanto si eliges realizar un testamento ológrafo como con validez jurídica, pueden aparecer algunas dudas que te resolveremos en Aboga & Media sin ningún compromiso. No dudes en contactar con nosotros.