Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

El extranjero, menor de edad, con pasaporte no está indocumentado

Publicado: 4 de Febrero de 2017

No tiene la condición de indocumentado quien posea pasaporte expedido por las autoridades de su país de origen (Senegal), acreditando su minoría de edad.

El Tribunal Supremo (TS) valora que no es conforme a Derecho de la decisión de la Administración de someter a pruebas de edad a menores extranjeros no acompañados que se encuentren en situación irregular en España para averiguar su edad real cuando tal decisión se haya tomado prescindiendo, sin justificación razonable, del valor de los documentos aportados -en este caso un pasaporte- en el que conste su minoría de edad.

Según los hechos declarados probados, el recurrente contaba con pasaporte válido de la República de Senegal cuando se presentó en dependencias policiales.

El pasaporte acreditaba que era menor de edad por lo que resulta de aplicación la doctrina jurisprudencial sentada por las sentencias de Pleno de esta sala 452/2014, de 23 de septiembre y 453/2014, de 24 de septiembre , reiterada en interés casacional por las más recientes sentencias 11/2015, de 16 de enero , 13/2015, de 16 de enero, 318/2015, de 22 de mayo, 320/2015, de 22 de mayo, 319/2015, de 23 de mayo, 368/2015, de 18 de junio, 411/2015, de 3 de julio y 507/2015, de 22 de septiembre, cuya aplicación al presente caso determina, sin necesidad de más razonamientos que los que en ellas se exponen, la estimación del recurso.

Se reitera como doctrina jurisprudencial la siguiente:

«El inmigrante de cuyo pasaporte o documento equivalente de identidad se desprenda su minoría de edad no puede ser considerado un extranjero indocumentado para ser sometido a pruebas complementarias de determinación de su edad, pues no cabe cuestionar sin una justificación razonable por qué se realizan tales pruebas cuando se dispone de un pasaporte válido. Por tanto, procede realizar un juicio de proporcionalidad y ponderar adecuadamente las razones por las que se considera que el documento no es fiable y que por ello se debe acudir a las pruebas de determinación de la edad. En cualquier caso, ya se trate de personas documentadas como indocumentadas, las técnicas médicas, especialmente si son invasivas, no podrán aplicarse indiscriminadamente para la determinación de la edad». 

STS, de 1 de diciembre de 2016; Recurso número 2213/2014; Sentencia número 720/2016

haz clic para copiar mailmail copiado