Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

La maternidad y el IRPF.

Publicado: 10 de Marzo de 2017

Increíble la rápida únificación de doctrina emitida por el Tribunal Económico Administrativo Central para justificar que la prestación por maternidad pagada por la Seguridad Social no está exenta del IRPF.


Así, que toca declararla en el IRPF, en contra de las sentencias que venían estimando su exención.


El TEAC establece su no exención en el Criterio 1 de 1 de la resolución: 07334/2016/00/00, Calificación: Doctrina. Fecha de la resolución:02/03/2017


El Tribunal Económico Administrativo Central(TEAC) ha resuelto que la prestación por maternidad pagada por la Seguridad Social no se encuentra entre las exenciones previstas en la normativa del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), tras un fallo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid a favor de su exención, lo que abonó el terreno a un alud de reclamaciones.

 

Unificación de criterio dictada al amparo del artículo 229.1.d) segundo párrafo LGT.

Una interpretación finalista de la norma nos debe llevar a la misma conclusión; en efecto, hay que tener presente que la prestación de maternidad satisfecha por la Seguridad Social tiene la función de sustituir a la retribución normal (no exenta de IRPF) que obtendría la contribuyente por su trabajo habitual y que ha dejado de percibir al disfrutar del correspondiente permiso. La causa real de concesión de estas prestaciones no es, por tanto, la maternidad en sí sino la suspensión de la relación laboral que origina la maternidad y que se da igual en los casos de maternidad y adopción que en los demás previstos en la norma para el cobro de otras prestaciones, como el acogimiento, la incapacidad temporal por accidente o enfermedad o el riesgo para el embarazo: la prestación es por la suspensión del contrato y no por la causa que origina dicha suspensión.


FUNDAMENTO CUARTO. Apartado segundo:


Por lo demás, tampoco la inclusión en el beneficio fiscal de estas otras prestaciones por maternidad de origen autonómico o local, significa que deban incluirse igualmente en ella las estatales, extensión que además de contrariar aquella prohibición básica de aplicación analógica de normas de este tipo, puede encontrar su explicación en el conveniente control por el Estado del coste global de las prestaciones procedentes de sus propias arcas (es decir, el importe resultante de su pago y del gravamen fiscal que sobre ellas recaen), utilidad que, naturalmente, no podía obtener respecto de las prestaciones procedentes de otras Administraciones. Más sencillamente, con este desigual tratamiento el Legislador estatal, en ejercicio de la libertad de configuración que ostenta, habría limitado la exención de tales prestaciones a aquellas que exceden de las que con carácter general el sistema de Seguridad Social reconoce a favor de los trabajadores y empleados públicos, sometiendo estas otras al impuesto..

Para ver el criterio:

http://serviciostelematicos.minhap.gob.es/DYCteac/Criterios.aspx?s=1&c=0&tc=1&tr=0&tp=maternidad&

 

 

haz clic para copiar mailmail copiado