Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Maternidad. Suspensión del contrato de trabajo.

Publicado: 8 de Febrero de 2017

La práctica empresarial consistente en computar como ausencias la baja maternal y la baja por riesgo de embarazo a los efectos de días productivos para tener derecho a incentivos implica una discriminación directa y es contraria al derecho al mantenimiento y preservación de las condiciones de trabajo, penalizando el ejercicio del derecho a la protección por maternidad y limitando la plenitud del mismo. Se estima el recurso de casación.

En una empresa de call center, con una plantilla de más de 1.000 trabajadores, de los que el 80% son mujeres, con contratos de trabajo a tiempo parcial, siendo su jornada completa de 39 horas, según convenio, a efectos retributivos, cada trabajador percibe, mensualmente, además del sueldo, una retribución variable, según los siguientes incentivos:

1.- Por el cumplimiento de niveles de calidad en la prestación del servicio y actividad efectiva en el puesto de trabajo, a nivel individual.

2.- Por éxito comercial o prima de producción.

Estos incentivos, se computan en la nómina inmediatamente posterior.

Los trabajadores que ven interrumpida su actividad, no perciben cantidad alguna por incentivos.

Esto es lo que les ocurría a las trabajadoras de baja por causa de embarazo y/o baja maternal. Ambos supuestos, se incluyen en el Estatuto de los Trabajadores -artículos 45.1, 47,.4 y 47.5-.

Declara el Tribunal Supremo (TS), con claridad, que ambos supuestos afectan únicamente a las mujeres y la no retribución de incentivos en estos supuestos, es contraria a la igualdad entre hombres y mujeres y al derecho a la no discriminación por razón de sexo en el mantenimiento y preservación de sus condiciones de trabajo y, penaliza el derecho a la maternidad. (STS nº 283/2015, Sala 4ª de lo Social, de 10 de enero de 2017).

haz clic para copiar mailmail copiado