Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Préstamos hipotecarios, pendientes de resolver el interés de demora y el vencimiento anticipado.

Publicado: 3 de Marzo de 2017

El Tribunal Supremo (TS), ha presentado dos cuestiones prejudiciales a la Corte de Luxemburgo sobre cómo proceder en los casos de nulidad de otras dos cláusulas hipotecarias, el vencimiento anticipado y, el interés de demora.

Estamos pendientes de las Sentencias que dicte el Tribunal Superior de Justicia (TJUE) sobre estas dos cuestiones prejuciciales planteadas.


Una de las consultas se corresponde con un juicio entre un deudor  (consumidor) y Banco Sabadell. El Tribunal Supremoha realizados tres consultas:


  1. En primer lugar, pregunta si la Directiva Europea se opone a la doctrina jurisprudencial que declara desproporcinadamente alta una indemnización por retraso en el pago de las cuotas hipotecarias que imponga al cliente un recargo de más del 2% sobre el tipo de interés remuneratorio anual y, si una cláusula que así lo exija sería, por tanto, abusiva
  2. En segundo lugar, plantea si al declarar abusiva una cláusula sobre el interés de demora, por imponer un recargo desproporcionado al deudor, se debe suprimir totalmente dejando únicamente el interés remuneratorio hasta la devolución total del préstamo.
  3. Si fuera negativa la segunda pregunta, el Tribunal Supremo plantea una tercera:       
  • ¿Debería entonces suprimirse totalmente el devengo de interés, tanto remuneratorio como moratorio, aunque el deudor incumpla su obligación de pago, o bien se aplicaría el devengo del interés real?


El caso que ha dado lugar a esta cuestión prejudicial, planteada por el Tribunal Supremo se corresponde con una hipoteca -sellada en 1999 por la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), luego nacionalizada y vendida a Sabadell por un euro simbólico-. 

La entidad concedió al cliente 17.633,70 euros a 20 años con un interés remuneratorio del 5,5% anual.

Cuando el cliente incurrió en mora, el interés remuneratorio devengaba al tipo del 4,75% anual. La cláusula sexta del contrato establecía que las cuotas no pagadas devengaría en un interés de demora del 25% anual.

Como consumidor, reclamó su nulidad, por la abusividad del recargo, que fue constatada tanto por el juzgado de primera instancia como por la Audiencia Provincial de Alicante, quienes impusieron reducir el interés de demora al triple del interés legal del dinero, como recoge la Ley Hipotecaria.

El cliente, sostiene que el préstamo no debe devengar interés alguno debido a que la cláusula ha sido declarada nula, por lo que el Supremo cuestiona ahora a Europa cómo proceder ante la nulidad de la cláusula.

haz clic para copiar mailmail copiado