Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Protección de los consumidores. El TJUE declara ilegal los sobrecostes de llamadas a 902.

Publicado: 3 de Marzo de 2017

El Tribunal de Justicia Europeo (TJUE), Sala Séptima, por Sentencia, acaba de declarar ilegales los sobrecostes derivados de las llamadas a números telefónicos de servicios de postventa y atención al cliente (como son los 902).

La sentencia del caso es de Alemania. Una Asociación de Lucha contra las Prácticas Comerciales Desleales pidió a un Tribunal de Stuttgart (Alemania), que ordenase a la empresa de aparatos eléctricos y electrónicos Comtech que dejara de presentar en su sitio web un número de teléfono de servicio posventa con el prefijo 0180 (similar al 902 español).

El importe de una llamada a ese número era superior que el de una llamada estándar a un número fijo o móvil, pues costaba 0,14 euros por minuto desde la red fija alemana y 0,42 euros por minuto desde una red móvil.

El tribunal germano pidió al TJUE que interpretara la directiva comunitaria de 2011, según la cual losEstados miembros deben velar porque si un comerciante opera una línea telefónica para recibir llamadas de los clientes sobre los productos o servicios adquiridos, los compradores no deben pagar más que en una llamada a una línea telefónica fija geográfica o móvil estándar.

En el marco jurídico del la Unión Directiva está en vigor la Directiva 2011//83 que establece un elevado nivel de protección a favor de los consumidores, aclara el TJUE.

En todos aquellos contratos que celebren los comerciantes con los clientes y que sean contratos a distancia o los celebrados fuera del establecimiento -que, son la mayoría-:

1.      El comerciante tiene la obligación de facilitar, de forma clara y comprensible, el coste de la comunicación, en el caso de que dicho coste se calcule sobre una base diferente a la tarifa básica.

2.      Recuerda el TJUE que el artículo 19 de dicha Directiva dispone, en relación con el uso de determinados medios de pago, que «los Estados miembros prohibirán a los comerciantes cargar a los consumidores tasas que superen el coste asumido por el comerciante por el uso de tales medios».

En virtud de todo lo expuesto, el Tribunal de Justicia (Sala Séptima) estima la sentencia y, declara:


El concepto de «tarifa básica», contemplado en el artículo 21 de la Directiva 2011/83/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2011, sobre los derechos de los consumidores,  por la que se modifican la Directiva 93/13/CEE del Consejo y la Directiva 1999/44/CE del Parlamento Europeo y del Consejo y se derogan la Directiva 85/577/CEE del Consejo y la Directiva 97/7/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, debe interpretarse en el sentido de que el coste de una llamada a una línea telefónica de asistencia operada por un comerciante, en relación con un contrato celebrado, no puede exceder del coste de una llamada a una línea telefónica fija geográfica o móvil estándar:

- Siempre que se respete este límite, el hecho de que el comerciante obtenga o no beneficios por medio de esa línea telefónica de asistencia es irrelevante.  

haz clic para copiar mailmail copiado