Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

STS. Falta la exploración de la menor de 14 años. Se anula la Sentencia de Divorcio.

Publicado: 22 de Marzo de 2017

En la Sentencia dictada por el Tribunal Supremo (TS), nº 851/2017, de 7 de marzo de 2017, se analizan las circunstancias de una menor, que en el momento de declararse la nulidad de sentencia  de divorcio por el TS, ésta tiene 14 años de edad.

Los padres habían planteado el divorcio, sin llegar a ningún acuerdo. El problema principal se centra en la custodia de la menorEl padre reclamaba la guarda y custodia de la hija. La madre, pedía la custodia compartida.

El Juzgado de primera instancia estima que la guarda y custodia de la hija, la ostente el padre.

Contra dicha sentencia, la madre presentó recurso de apelación ante la Audiencia Provincial, reiterando la solicitud de custodia compartida.

La Audiencia Provincial, da la razón a la madre y concede la custodia compartida, de acuerdo a la doctrina actual, que establece que «la relación de los menores con los dos progenitores debe ser lo más amplia posible y tender a la igualdad, siempre que no existan circunstancias que lo impidan o la desaconsejen, pues el contacto continuado con los dos progenitores favorece el desarrollo personal y social y, consecuentemente, supone un beneficio para los menores.

Recurrida la sentencia de la Audiencia Provincial por el padre ante el Tribunal Supremo, éste alega que, desde el año 2007, la menor ha vivido con él. Alega, además, que no se ha tenido en cuenta la opinión de la menor.

Reitera el TS lo regulado en la Ley del Menor y en el Convenio sobre Derechos del Niño, en el sentido de que cuando la edad y madurez del menor hagan presumir que tiene suficiente juicio y, en todo caso, los mayores de 12 años, habrán de ser oídos en los procedimientos judiciales en los que se resuelva sobre su guarda y custodia, sin que la parte pueda renunciar a la proposición de dicha prueba, debiendo acordarla, en su caso, el juez de oficio.

En este mismo sentido, la sentencia del Tribunal Constitucional de 6 de junio de 2005 .  “Para que el juez o tribunal pueda decidir no practicar la audición, en aras al interés del menor, será preciso que lo resuelva de forma motivada”.

Al no haberse explorado a la menor, se anula la sentencia y se retrotraen todas las actuaciones al momento anterior a dictarse la sentencia para que se pueda oír a la hija, de forma adecuada a su situación y a su desarrollo evolutivo, cuidando de preservar su intimidad, resolviendo en su vista sin tener en cuenta el argumento de no haber existido oposición del recurrente a la solicitud de guarda y custodia compartida interesada por la madre.

haz clic para copiar mailmail copiado