Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Filiación

DetallesPrecio: Económicos

La filiación  otorga una protección integral a los hijos y, tiene su reconocimiento en el art. 39 de la Constitución. En nuestro Código Civil se regula en el art. 108 y ss.,  en el que se establece lo siguiente:

La filiación puede tener lugar por naturaleza y por adopciónLa filiación por naturaleza puede ser matrimonial y no matrimonialEs matrimonial cuando el padre y la madre están casados entre sí. La filiación matrimonial y la no matrimonial, así como la adoptiva, surten los mismos efectos, conforme a las disposiciones de este Código.

La filiación se determina a través de la inscripción en el registro civil, de forma voluntaria, o por sentencia firme.

La filiación es uno de los procedimientos especiales que regula nuestro Código Civil, que permite ejercitar:

1.- La reclamación de filiación, es decir, conseguir que se reconozca una relación de paternidad o maternidad ante los Tribunales cuando no existe ya una sentencia firme que declare la filiación de ese hijo.

Se puede hacer por el progenitor, que reclama para sí, o por el hijo, que la solicita respecto de quien considera que es su progenitor.

La paternidad de un hijo se tiene que probar ante el Juez, a través de pruebas biológicas, con la aportación de documentos, fotos, vídeos…, o poniendo de manifiesto que su actitud con respecto al niño ha sido la propia de un padre -lo que se denomina posesión de estado-.

En ocasiones se determina a través de lo que se denomina  ‘ficta confessio’ por la que se considera que una persona es el padre de alguien siempre que existan indicios tales como la posesión de estado, la convivencia con la madre al tiempo de la concepción,…, si se ha negado a someterse a la prueba de ADN, que es voluntaria y cuyos resultados son altamente fiables.

2.- La impugnación de filiación, que consiste en que se reconozca judicialmente la inexistencia de esa relación.

Se consideran hijos del marido los nacidos después de la celebración del matrimonio y antes de los 300 días siguientes a su disolución o a la separación legal o de hecho.

La acción de impugnación de filiación durante un año desde la inscripción de la filiación en el Registro Civil puede romper esta presunción de paternidad del marido.

También el hijo reconocido podrá impugnar la filiación si se cumplen determinados requisitos.


Nuestro Despacho, les asesora e interpone demandas de filiación.


Aboga&Media. Especialistas en Divorcios y Familia en el Centro de Madrid.


Prestamos servicios en toda España. Te ayudamos.

Leer másLeer menos
Abogaymedia divorcios centro Madrid
Consúltanos por Whatsapp
Solicitar más información
Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted

haz clic para copiar mailmail copiado